Lugares

Castillo de Los Templarios

Historia, origen, arquitectura y diseño del Castillo de Los Templarios. Leyendas y mitos del castillo. Eventos actuales en la fortaleza de los templarios. Otros lugares de interés en el camino hacia el Castillo de Ponferrada.

por  Andres Castillo

Contenido
Castillo de Los Templarios (Castillo de Ponferrada)

Castillo de Los Templarios (Castillo de Ponferrada)

El Castillo de Los Templarios (Castillo de Ponferrada) es una fortaleza medieval en el norte de España, en la provincia de León. El castillo se encuentra en una colina junto al río Sil en la ciudad de Ponferrada, en la frontera con la región de Galicia. Fue construido en el siglo XII por la orden de los templarios en el Camino de Santiago, con el propósito de proteger a los peregrinos de los ataques de los nómadas árabes. Hoy en día, es un monumento nacional de España y el Camino de Santiago es una de las rutas de senderismo más populares de Europa.

Historia y orígenes del Castillo de Los Templarios

La aparición de las primeras murallas del Castillo de Los Templarios se remonta al siglo XI (según algunos datos, incluso antes, en este lugar existía una fortificación celta). En el año 1090, se construyó un puente de piedra para cruzar el río Sil y, más tarde, una pequeña fortaleza. Con el tiempo, se estableció la ciudad de Ponferrada en sus alrededores. La llegada de los templarios en la segunda mitad del siglo XII marcó un hito importante en la historia del desarrollo del castillo.

Antes de la llegada de la orden de los templarios, la ciudad-fortaleza estaba limitada por una cerca de piedra y arcilla a lo largo del perímetro (que posteriormente siempre permaneció inmutable). Se construyeron nuevas murallas y se reforzaron las antiguas, además se erigieron edificios y otros objetos, como un monasterio, viviendas, bodega, y establo. A principios del siglo XIII, los caballeros fueron perseguidos y el castillo, junto con sus propiedades, pasó a manos del rey Fernando IV. Posteriormente, la fortaleza cambió de manos en varias ocasiones, y se tejieron numerosas intrigas relacionadas con los derechos de propiedad.

Castillo de Los Templarios

Castillo de Los Templarios

En el siglo XV, la estructura se expandió significativamente. Se construyeron torres, se reconfiguró la entrada principal y el sistema defensivo, se crearon accesos, pozos y una cueva con salida al río Sil. Parte del castillo comenzó a utilizarse como alojamiento. El Castillo de Los Templarios adquirió la forma que presenta hoy.

Arquitectura y diseño de la fortaleza templaria

La superficie total del Castillo de Los Templarios Ponferrada es de más de 8 mil metros cuadrados. La fortaleza incluye el Castillo Viejo y el Castillo Nuevo, que son principalmente estructuras que datan antes y después del siglo XV, respectivamente.

El legado de los templarios está representado por la parte norte de la fortaleza y el castillo interior. Un puente de piedra arrojado sobre un foso conduce al Castillo Viejo. El espacio se caracteriza por un enorme patio interior, la presencia de torres y una escalera de caracol de 24 metros de la época medieval. El acceso a la fortaleza se realiza a través de una doble arcada semicircular entre dos torres. A lo largo de los anillos y torres, entre los muros de piedra, se encuentran aspilleras y troneras que permitían llevar a cabo acciones defensivas en su momento.

En el área del Castillo Nuevo se encuentran salas de armas y comedor, biblioteca, cuadra, torre de vigilancia y otros objetos. La fortaleza está rodeada por una alta muralla con giros circulares.

El Castillo de Los Templarios también es notable por la presencia de numerosas marcas heráldicas. Principalmente son inscripciones y escudos en las paredes que cuentan la historia de su origen y a veces generan confusión en las historias de sus propietarios.

El papel del castillo en la historia y la cultura de la región

Tras la aparición del castillo, comenzó a formarse a su alrededor una ciudad con sus infraestructuras asociadas. La construcción del castillo de Ponferrad se justificó por dos razones principales:

  • posición geográfica - proporcionaba el paso necesario entre regiones pobladas;
  • las cuestiones militares se resolvieron gracias a la favorable situación táctica a orillas del río Sil.

Hoy en día, el Castillo de Los Templarios es la principal atracción no sólo de la ciudad sino también de la región, atrayendo a turistas de todo el mundo. La construcción de la fortaleza influyó en el diseño de la antigua Ponferrada, con sus iglesias, plazas, capillas y torres.

Castillo Templario de Ponferrada (León)

Importancia militar del Castillo de Los Templarios

El Castillo de los Templarios en Ponferrada tiene una ubicación privilegiada: la topografía empinada dificulta naturalmente el acceso al castillo desde el lado del río, y el resto del perímetro está protegido contra ataques con recursos defensivos típicos de la Edad Media. La fortaleza se caracteriza por la implementación de un sistema de defensa en tres niveles.

Para llegar a las puertas principales, era necesario superar las estructuras defensivas externas, actualmente ausentes, así como el foso y el puente fijo. Después de superar estos obstáculos, el enemigo se enfrentaba a otra barrera interna. En su momento, el sistema defensivo del Castillo de los Templarios hacía que el castillo fuera prácticamente inaccesible para el enemigo.

En la actualidad, la puerta de entrada al castillo, con su puente levadizo cruzando el foso exterior, ha conservado su estructura original. Está equipada con un arco semicircular ubicado entre dos torres, y a lo largo del perímetro se encuentran altos muros de piedra y giros circulares. Parte de ellos fue reconstruida después de 1994.

Las torres defensivas están distribuidas en diferentes partes del castillo y difieren en su arquitectura. Todas ellas, al igual que los muros circundantes, cuentan con aspilleras y troneras. Algunas permitían disparar desde ligeras piezas de artillería, mientras que otras (realizadas como estrechas hendiduras verticales) se utilizaban para disparar flechas o ballestas. En el castillo también hay aspilleras y troneras de tipos mixtos.

Aunque el Castillo de los Templarios ha sobrevivido a muchas guerras civiles y revueltas, en su territorio y sus alrededores no ha habido grandes batallas históricamente significativas.

Fábulas y mitos del Castillo Templario de Ponferrada

El Castillo de Los Templarios Ponferrada está envuelto en muchos misterios que hasta el día de hoy están rodeados por un aura de enigma. Las leyendas más conocidas sobre el castillo son:

  • La Virgen de la Encina. La patrona del municipio de Ponferrada fue descubierta dentro del tronco de un roble durante la tala del bosque. La historia del origen de la estatuilla, tallada en madera negra, es desconocida, pero aparentemente la Virgen está relacionada con Tierra Santa y los templarios. Según la leyenda, la escultura fue traída a España en el año 450 y siglos más tarde, enfrentándose a la amenaza de la invasión musulmana, fue escondida en la hendidura de un roble.
  • La Cueva la Mora. Esta cueva definitivamente existió, ya que hoy en día se conservan rastros de su presencia. La existencia de este pasaje aseguraba el suministro de agua potable al castillo en caso de un asedio. Según la leyenda, en los pasadizos subterráneos vivían moros y aquí escondían sus tesoros.
  • El pasadizo secreto al castillo de Cornatel. Según las leyendas, el castillo de Ponferrada estaba conectado con el castillo de Cornatel, ubicado al sur, a través de un pasadizo secreto. Ambos castillos pertenecían al mismo dueño, quien ordenó la construcción de un túnel secreto de 10 kilómetros.
  • El Santo Grial. La copa utilizada por Jesús en la Última Cena ha generado innumerables leyendas, algunas relacionadas con los celtas, otras con el rey Arturo, y otras con los templarios. A estos últimos se les atribuye el descubrimiento de esta reliquia cuando, durante las Cruzadas, los guerreros regresaron de Tierra Santa con un rico botín, incluyendo el Grial. Sin embargo, en todo el mundo existen varias copas que reclaman ser la auténtica.
  • Rey Fernando. Fernando IV, quien gobernó el castillo en el siglo XIV, ordenó la disolución de la Orden de los Templarios, lo que según la leyenda contribuyó místicamente a su muerte. El rey condenó a muerte a dos hermanos acusados del asesinato de un protegido del rey. Antes de morir, los acusados maldecían a Fernando, diciendo que en treinta días él mismo comparecería ante Dios. Después de un mes, el rey murió en su cama mientras dormía sin una causa aparente.

Restauraciones y estado actual de la fortaleza

Con la llegada de la modernidad, Castillo de Los Templarios Leon pasó por tiempos difíciles. Muchos elementos del castillo fueron desmontados y utilizados para la construcción de otros edificios. Se añadieron diversas casas, almacenes, patios y sótanos al castillo, lo que afectó el estado del foso exterior y debilitó los cimientos. Los residentes locales también usaron el patio interior para pastorear ganado. En 1923, esta notable estructura sufrió uno de los golpes más duros: en su interior empezaron a celebrarse partidos de fútbol, lo que perturbó completamente la infraestructura.

Un año después, el castillo fue declarado Monumento Nacional de España, lo que evitó más daños destructivos a su integridad. Sin embargo, las guerras, revueltas y otros procesos históricos dejaron una marca negativa en el estado general del castillo, que se encontraba en declive. Algunas mejoras fueron realizadas en trabajos de restauración posteriores, pero la condición del castillo no se podía considerar ideal. En 1994, Castillo de Los Templarios fue completamente cerrado al público debido al peligro de derrumbe. En el siglo XXI, el castillo está abierto a todos los interesados, y los especialistas llevan a cabo trabajos sistemáticos para la reconstrucción de las áreas dañadas, preservando la planimetría original.

Turismo y asistencia

El Castillo de Los Templarios goza de gran popularidad entre los españoles y turistas de todo el mundo. Las excursiones comienzan desde la entrada principal del Antiguo Castillo y concluyen en el Nuevo Castillo. Se ofrecen visitas a las torres, murallas del castillo, el patio, las instalaciones interiores y otras estructuras. Un recorrido rápido no lleva mucho tiempo. En el sitio web oficial del Castillo de Los Templarios se indica que la duración promedio de la visita es de alrededor de 90 minutos. Dentro de la visita estándar, los turistas pasan por alto la Biblioteca de los templarios y la exposición Templum Libri.

Templum Libri

Templum Libri

foto de internet

La Biblioteca de los templarios, ubicada en el Nuevo Castillo, se divide en varios pisos con pasillos y galerías. Aquí se guardan libros y obras de arte antiguas. La mayor parte de la colección consiste en reproducciones facsímiles.

Templum Libri es una exposición permanente presentada en dos salas del Nuevo Castillo. Desde su apertura en 2010, decenas de miles de personas han visitado la exposición. En la actualidad, es una de las más representativas de su tipo. En Templum Libri se exhiben obras únicas de temática religiosa, códices sagrados y seculares, miniaturas españolas y europeas de la Edad Media y el Renacimiento, literatura científica y humanitaria, incluyendo manuscritos ilustrados por Dalí y Picasso, y otras ediciones impresas y de autor.

Eventos y actividades en el Castillo de Ponferrada

Además de histórico, el Castillo de los Templarios en España es un popular espacio cultural. Todos los años acoge diversos actos, como conferencias, exposiciones y conciertos de música clásica y jazz. Algunos de los actos más destacados son:

  • La exposición en la Torre de Moclín, que narra la vida medieval en el castillo. En el primer piso se presenta la vestimenta tradicional de esa época, mientras que en el segundo los visitantes encuentran paneles y videos explicativos.
  • Exposiciones en Templum Libri y la Biblioteca de los templarios. Están divididas por temas, incluyendo ciencias religiosas y humanidades. Estas exposiciones ofrecen a los visitantes la rara oportunidad de ver algunas de las más hermosas obras literarias de la historia, ya que muchas de ellas han permanecido ocultas durante siglos en colecciones privadas, monasterios y museos.
  • Conciertos de música. Estos eventos cuentan con la participación de artistas tradicionales y populares, conciertos de música de cámara, festivales de jazz y otros.
  • Noche de los templarios. Se lleva a cabo en el enclave del castillo en la primera luna llena del verano. La representación está abierta a todos los interesados y es una importante atracción turística en Ponferrada. La Noche de los templarios dura varios días y el evento se realiza tanto dentro como fuera del castillo. Incluye diversas representaciones que recrean la atmósfera medieval y festiva.
  • Semana Santa. La Semana Santa en Ponferrada es declarada fiesta turística nacional. Los visitantes pueden disfrutar de una procesión a gran escala con temática religiosa.

Referencias a la fortaleza en obras de arte

La novela "El Señor de Bembibre. El último templario de España" del escritor Enrique Gil y Carrasco es, quizás, la obra más conocida relacionada con el Castillo de Los Templarios. La obra se clasifica como una novela histórica y fue publicada en 1844.

El libro describe eventos del siglo XIV, con acciones que tienen lugar tanto dentro como fuera del castillo. El hilo argumental de la obra aborda temas diversos, como el cambio de generaciones, las relaciones entre padres e hijos y la lucha por el poder.

Paisaje y naturaleza

Ponferrada es una ciudad y municipio en España, ubicado en la provincia de León. El municipio forma parte de la comunidad autónoma de Castilla y León, en la comarca de El Bierzo. La ciudad está situada en la confluencia de los ríos Sil y Boeza. La región se caracteriza por colinas y empinados cañones cubiertos de bosques.

Durante la visita al Castillo de Los Templarios, los turistas pueden disfrutar de la naturaleza circundante y de las atracciones de la ciudad. Las hermosas vistas se pueden apreciar desde alguno de los varios puentes que cruzan los ríos Sil y Boeza. En los bosques y montañas circundantes, se pueden encontrar aves raras como el águila real, el búho y el halcón peregrino. Ponferrada y la región de El Bierzo son ricos en tradiciones y tierras fértiles. Esta región se destaca por tener la mayor cantidad de sellos de calidad para productos alimenticios. Los habitantes locales se enorgullecen de sus vinos, manzanas, embutidos botillo, pimientos picantes, peras, castañas y cerezas.

Gran parte de la historia de Ponferrada está disponible hoy en día en sus calles en forma de monumentos religiosos y estructuras arquitectónicas. El centro histórico de la ciudad está representado por la Plaza del Ayuntamiento (Plaza de las Eras). Aquí se encuentra el edificio del ayuntamiento de tres secciones, construido alrededor de 1700 por el maestro Pero de Aren. En su parte central destaca el escudo de armas de la época de Carlos II. En el lado derecho de la plaza se encuentra el llamado Arco de las Horas, la única puerta que ha sobrevivido de la antigua muralla medieval, que conduce a la famosa calle de las Horas. En esta calle se encuentran el Museo del Bierzo de la época del Renacimiento del siglo XVI y el monasterio.

En la Plaza de la Encina se encuentra la basílica de la patrona del Bierzo, la Virgen de la Encina. El edificio fue construido bajo la influencia de las épocas del Renacimiento y del Barroco entre los siglos XVI y XVIII. En su interior se encuentra el altar. En esta misma plaza se puede visitar el Museo de la Radio Luis del Olmo, ubicado en una antigua mansión del siglo XVIII. En su fachada, cada año florece una hermosa glicina centenaria. Frente al museo hay un edificio con la oficina de turismo, que anteriormente fue utilizado como establo. Desde este punto se puede ver el Castillo de los Templarios. Pero antes de entrar en sus murallas, vale la pena visitar la iglesia de San Andrés, construida en estilo barroco en el siglo XVII. En el interior de sus torres, se pueden observar los símbolos del Tau tallados en piedra, al igual que en el Castillo de Los Templarios.

Ponferrada es una ciudad de paso, un punto de encuentro para peregrinos que dirigen sus pasos hacia Santiago de Compostela. Hoy en día, existe lo que se conoce como la Ruta Cultural Europea, que va más allá de su valor puramente religioso, transmitiendo también valores espirituales, culturales y deportivos. Esta etapa del Camino Francés de Santiago pasa por el municipio de Ponferrada. Es la ruta más sencilla que pasa por la ciudad y se acerca a su centro histórico y al castillo de los templarios. Para descansar y conocer la ciudad después del viaje, se puede pernoctar en un albergue municipal.

El llamado Camino de Invierno es una alternativa al Camino Francés y es relevante durante la temporada de invierno. La ruta sigue a lo largo de las orillas del río Sil, la montaña Pajariel, la antigua mina de oro romana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el castillo de Cornatel.

Información de contacto