Lugares

Parque Nacional del Teide

Revisión del Parque Nacional del Teide, el volcán Teide y otras numerosas atracciones. Paisajes naturales únicos, formados a lo largo de miles de años, hacen de este lugar el destino ideal para excursiones.

por  Andres Castillo

Contenido
Parque Nacional del Teide

El Parque Nacional del Teide es un parque nacional ubicado en la isla de Tenerife, España. Es un destino turístico popular y forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Geografía y paisaje

El segundo nombre del Parque del Teide es el Parque Nacional de Canarias, con una extensión de 189.9 km². Es considerado uno de los 12 Tesoros de España. Se trata de una reserva y uno de los parques más visitados de Europa.

El punto central del parque es el destacado volcán Teide, que muchos turistas sueñan con conquistar. Su altura máxima es de 3718 metros sobre el nivel del mar. Se puede llegar a este punto a través de un teleférico. La cima se eleva sobre el océano como un gigante y guarda muchos secretos.

La última erupción del volcán fue en 1909; actualmente está inactivo, con una actividad sísmica prácticamente nula. Los habitantes de la isla solían llamar a este objeto natural "el diablo" y creían que albergaba un espíritu maligno.

Parque nacional

Parque nacional

La lava solidificada, junto con la ceniza volcánica comprimida y las formaciones rocosas de formas caprichosas, han creado un paisaje que recuerda a Marte. Desde lo alto, los turistas pueden disfrutar de una sorprendente vista de las nubes que se congregan bajo sus pies y panoramas espectaculares. Para muchos viajeros, la sensación es como si hubieran llegado a otro planeta. Desde la altura, se puede observar toda Tenerife y las islas que forman parte del archipiélago canario.

La montaña se eleva en el centro de un embudo con un diámetro de 15 km, llamado la caldera. En las cercanías, hay varios otros volcanes, como el Pico Viejo, Montaña Blanca y Guajara. Los viajeros se sienten transportados a un país mágico debido a la extraordinaria singularidad de los paisajes que los rodean.

Historia y creación

El estatus del Parque Nacional del Teide fue designado en enero de 1954. Surgió como resultado de múltiples erupciones volcánicas, deslizamientos de tierra, erosiones y la exposición a las condiciones atmosféricas, lo que dio lugar a la formación de formas intrincadas y estructuras montañosas.

La caldera se formó debido al hundimiento del suelo durante desplazamientos tectónicos ocurridos hace al menos un siglo y medio. El desgaste de los bordes exteriores fue influenciado por los vientos.

La superficie de la cuenca gradualmente se transformó en un desierto de arena y piedra. Las rocas de forma caprichosa, que se originaron por la erosión de conos de arena, son una de las formaciones geológicas más inusuales de las Islas Canarias.

Parque Nacional de El Teide

La diversidad de tonalidades de las rocas montañosas revela la historia milenaria del parque. El color de la lava solidificada varía desde negro hasta marrón claro, lo que indica la influencia de procesos atmosféricos oxidativos que disolvieron el hierro en ellas.

El Parque Nacional del Teide es un antiguo objeto natural, venerado por los guanches que habitaban en su territorio. Hoy en día, es el parque nacional más antiguo de Canarias.

Flora y fauna

La singularidad del Teide radica en su rica flora y fauna, así como en la diversidad de su vegetación. Debido a la elevada altitud del parque, el clima aquí es severo, pero muchas plantas y animales han logrado adaptarse a él. Principalmente, se encuentran invertebrados, desde diversas abejas melíferas Apis mellifera hasta mariposas Cyclyrius webbianus.

En el territorio del parque, se pueden encontrar escarabajos semialados y arañas Dysdera gollumi. Entre los vertebrados reptiles, se pueden avistar lagartijas Gallotia galloti (endémicas), Tarentola delalandii y Chalcides viridanus.

En el parque habitan 20 especies de aves, siendo el Cernícalo el más comúnmente visto por los turistas. Anida en altas altitudes, se alimenta de lagartijas e insectos. Entre las aves rapaces, destaca el Halcón, aficionado a cazar palomas azules.

Las urracas se alimentan de insectos, reptiles y, a veces, pequeñas aves. Golondrinas, pardelas canarias, jilgueros canarios, abubillas, mirlos, herrerillos azules, murciélagos, todos ellos son habitantes de la isla del Teide.

En cuanto a la fauna, en parte fue introducida. En el parque de alta montaña viven conejos, muflones, ratones domésticos, ratas de campo, y erizos mauritanos. A veces, los viajeros se encuentran con gatos asilvestrados.

No hay animales o insectos peligrosos en el Teide, por lo que los turistas pueden sentirse seguros.

La planta principal es considerada el pino canario, con agujas inusualmente largas y grandes piñas. Los bosques de coníferas son la joya del parque. En las laderas rocosas del volcán no hay fuentes de agua, por lo que los bosques se alimentan de nieblas y líquidos de las nubes, lo que les confiere un aspecto mágico. Este tipo de vegetación existía en la época de los dinosaurios.

Parque Nacional del Teide flora

Parque Nacional del Teide flora

captura de pantalla

Los pinos canarios prosperan en la tierra volcánica, tienen la capacidad de recuperarse después de los incendios. Incluso si la corteza se quema, el tronco queda indemne. Por esta capacidad de recuperación, los pinos canarios son conocidos como "fénix".

Entre otras plantas destacan el enebro leñoso y el retamón.

Los páramos secos se han convertido en refugio para plantas endémicas y raras. Incluyendo el drago, un árbol que carece de anillos anuales. Se le atribuyen numerosos mitos, ya que en el pasado, su resina roja se utilizaba con fines medicinales.

En la isla, crecen higueras, agaves que proporcionan agradables sombras, adelfas y cactus mexicanos.

En los rincones del Teide, se encuentran plantaciones de plátanos miniatura muy dulces.

Características geológicas

Esta región se distingue por formaciones geológicas inusuales, como caprichosas estructuras rocosas y lava solidificada.

Un mineral destacado es el Olivino, a menudo encontrado en la masa de lava. Es una piedra preciosa con tonalidades amarillo-verdosas o verdes. En las tiendas de recuerdos locales, se venden artesanías con este mineral. Muchos turistas las adquieren como regalos para sus seres queridos y como recuerdo de su viaje al Parque Nacional del Teide.

Otra roca volcánica, la obsidiana, solía ser utilizada por los guanches para fabricar herramientas cortantes y puntiagudas, así como puntas de lanzas. Hoy en día, este mineral magmático se utiliza en la creación de diversas joyas.

Patrimonio cultural

El Parque Nacional de Canadas del Teide es considerado patrimonio cultural de España. Tanto los locales como los viajeros de diversas partes del mundo disfrutan visitándolo.

En este lugar, se puede estudiar la geografía, ya que el camino hacia el volcán implica atravesar hasta 6 zonas naturales distintas. Dado que el sitio es antiguo, los arqueólogos encuentran periódicamente algo interesante en su territorio. Principalmente minerales y rocas montañosas únicas.

El volcán Teide evoca las tradiciones, recordando cómo era venerado en la antigüedad e incluso se le ofrecían ofrendas para evitar erupciones.

La sociedad local sigue respetando la naturaleza y exige lo mismo a los turistas.

Ecoturismo y visitas

El ecoturismo en España está experimentando un desarrollo activo, y un ejemplo de ello es el Parque Nacional de las Cañadas del Teide. A los viajeros se les ofrecen varias rutas, cada una interesante a su manera. En el territorio de este Parque Nacional, hay muchas atracciones.

El acceso a las zonas más altas de la isla se facilita mediante un teleférico. La visita al Parque Nacional del Teide no deja indiferente a nadie. Sus atracciones se pueden explorar tanto de forma independiente como parte de una excursión.

La ruta turística atraviesa un hermoso bosque de pinos canarios, que posee propiedades magníficas y aporta enormes beneficios a la isla.

Una de las principales atracciones son las Rocas de García, ubicadas a 4,5 km del teleférico. A los turistas les encanta fotografiarlas. Estas formaciones rocosas están situadas frente a la base de Las Cañadas del Teide, desde donde se tiene una hermosa vista del volcán. Su esplendor se puede apreciar desde diferentes perspectivas gracias a los senderos disponibles.

Uno de los senderos más conocidos es el de Arenas Negras. Este sendero comienza en el Centro de Visitantes El Portillo. Ascendiendo hacia la montaña Serrijaar, se puede disfrutar de una panorámica del parque y la llanura de La Salta. Si el tiempo está despejado, incluso se pueden distinguir los contornos de La Palma. El fenómeno conocido como "mar de nubes", formado en la parte norte de la isla, realmente impresiona a los turistas.

Turismo

Turismo

captura de pantalla

En cuanto al Centro de Visitantes en El Portillo, sumerge en la historia del Parque Nacional de Cañadas desde el momento en que aparecieron las islas del archipiélago canario. En el centro, hay una exposición a lo largo de un pasillo que simula un tubo volcánico y un modelo tridimensional de la isla. También hay un Jardín Botánico donde puedes conocer el 75% de la vegetación del parque, incluido el famoso Sabinar de Wildpreta.

Otra atracción destacada es el observatorio astronómico. Cuenta con telescopios impresionantes que permiten la observación de cometas. Estos dispositivos han permitido crear un mapa a gran escala de la Vía Láctea. Una visita al observatorio del Teide será interesante para todos los entusiastas de la astronomía.

Es el observatorio solar más grande de la Tierra y, además, se encuentra en un lugar ideal para observar el espacio.

Además, en el parque hay muchas miradores ubicados en diferentes partes. La Sapatilla de la Reina está en el lado sur y se asemeja a una zapatilla formada por rocas montañosas a lo largo de los siglos. Desde aquí, puedes ver la cima del volcán en todo su esplendor.

Otro mirador, Boca Tauce, está un poco más alejado y se puede acceder por dos carreteras. Desde aquí, se pueden ver los flujos volcánicos dejados por la última actividad del volcán Pico Viejo, que ocurrió en 1798.

Las Narices del Teide está más alejada del teleférico, con una distancia de más de 14 km. Ubicada en el sur de la isla, ofrece una impresionante vista del volcán Pico Viejo, el segundo más alto de Tenerife.

Los interesados pueden ascender en el teleférico hasta el mirador Pico Viejo acompañados por un guía, quien detallará la formación del entorno circundante. El mirador de la Llanura de Ucanca, el más grande del Parque Nacional del Teide, permite disfrutar de vistas a los dos volcanes más grandes y apreciar las rocas de García.

Es imprescindible hacer una parada en el mirador Roques de García. Las fotos con el volcán de fondo impresionarán a cualquiera. Desde la plataforma La Ruleta, los turistas disfrutan de la llanura y La Catedral, con su estructura única. Desde el mirador Tabonal Negro, se abre una vista pintoresca de Siete Cañadas, una tierra volcánica árida que se asemeja a la superficie de Marte.

Investigación científica

El Parque Nacional del Teide participa activamente en investigaciones científicas y proyectos. La sorprendente similitud de los paisajes locales con Marte permite a los científicos trabajar con dispositivos robóticos. El programa "ExoMars" de la Agencia Espacial Europea (ESA) para la exploración de Marte probó la nave espacial Bridget en el terreno de Las Cañadas, antes de enviarla al espacio.

Contribución a la comprensión científica de la naturaleza y el medio ambiente

El Parque Nacional del Teide lleva a cabo medidas orientadas a la preservación de la naturaleza y la biodiversidad. Esto es posible gracias a una gestión efectiva del recurso natural.

La dirección del parque involucra a la población local en la conservación de la naturaleza y realiza una extensa labor de concienciación en esta dirección.

En el territorio del Teide está prohibida la recolección de piedras, no se pueden arrancar plantas y está prohibido encender fuego.

Características estacionales

El Parque Nacional de Las Cañadas es hermoso en cualquier época del año. Los turistas suelen venir aquí en verano, cuando el clima es más favorable. A través del parque, se puede observar cómo cambia la naturaleza según la estación.

La caldera, por ejemplo, luce especialmente impresionante en el invierno, cuando se cubre de nieve. Cuando el sol comienza a descender en el horizonte, se forma una panorámica de cuento de hadas con los rayos del atardecer, y los turistas disfrutan de los zigzags rocosos contra el fondo del cielo azul. Es difícil creer lo real que es este paisaje, por lo fantástico que parece.

Durante una nevada, el paisaje adquiere una atracción especial debido al contraste de colores entre la nieve blanca y el cielo azul.

En primavera, vale la pena visitar el parque para ver la floración del Sabinar de Wildpreta.

Datos de interés

En el Parque Nacional del Teide, hay muchas curiosidades interesantes. Durante las excursiones, los guías cuentan a los turistas historias fascinantes.

En 2018, en los alrededores del Parque Nacional, los estadounidenses filmaron la película "Rambo: Last Blood". Los paisajes locales son muy apreciados por los cineastas. Anteriormente, en el parque se filmaron películas de ciencia ficción como "El Planeta de los Simios", "La Batalla de los Titanes" y "Un Millón de Años Antes de Cristo". Los vastos espacios volcánicos tienen una atmósfera y energía especiales que los directores famosos adoran.

Otro dato interesante es que en el Observatorio del Teide se encuentra uno de los mejores telescopios solares en la Tierra. A los turistas se les explica detalladamente la importancia de observar el espacio.

El patrimonio del Parque Nacional de Las Cañadas es su flora, que incluye 168 especies de plantas. Aproximadamente un tercio de ellas crece exclusivamente en las islas del archipiélago canario. Una especie domina sobre las demás, la violeta del Teide. Esta flor morada crece exclusivamente a una altitud de 2,5 mil metros. Puedes disfrutar de ella durante la excursión.

Otra estrella del parque es el buglos rojo. Esta planta de tres metros de altura le da un tono vibrante a las laderas volcánicas durante la primavera.

La sorpresa y la admiración también son provocadas por las formaciones y formas caprichosas que quedaron después de la erupción del volcán. La lava, la magma y las coladas volcánicas crean un paisaje único.

Entre los hechos interesantes se destaca que la roca de Cinchado adorna el billete de 1000 pesetas.

El Parque Nacional del Teide es un asombroso objeto natural que está protegido. Tiene importancia a nivel mundial, ocupa una superficie de 14 mil hectáreas y es una zona turística popular que atrae a alpinistas y aventureros.

En su territorio, hay dos centros de información para visitantes. A lo largo de la reserva, hay una carretera y se han creado miradores a lo largo de la ruta. Para que el viaje sea lo más emocionante posible, vale la pena subir en el teleférico y desde la altura disfrutar de los paisajes "lunares", las rocas y los valles del Parque Nacional de Las Cañadas. La naturaleza trabajó durante millones de años para crear este lugar maravilloso, y es crucial conservarlo para las generaciones futuras. El océano de nubes bajo tus pies y los paisajes cósmicos pueden cautivar a cualquiera.

FAQ

¿Qué ver en el Parque Nacional del Teide?

El Parque Nacional del Teide de Tenerife es una visita obligada por el volcán Teide, el punto más alto de España, así como por sus asombrosos paisajes lunares, que incluyen formaciones rocosas únicas como los Roques de García. El parque también es conocido por su diversa flora y fauna, incluidas especies endémicas, así como por sus espectaculares vistas panorámicas y oportunidades para practicar senderismo y fotografía.

Donde comer en el Parque Nacional del Teide?

En el Parque Nacional del Teide, las opciones de comida son limitadas debido a la protección del entorno natural. Sin embargo, hay algunas alternativas:

  1. Restaurante Parador de Las Cañadas del Teide: Este restaurante ofrece platos tradicionales canarios y está situado en el hotel Parador, dentro del parque. Es una buena opción para disfrutar de una comida con vistas impresionantes.
  2. Áreas de picnic: Hay varias áreas de picnic en el parque donde puedes disfrutar de tu propia comida en un entorno natural. Estas áreas suelen tener mesas y bancos, y están ubicadas en lugares con vistas pintorescas.
  3. Kioscos y cafeterías pequeñas: En ciertas áreas del parque, como en los centros de visitantes, puedes encontrar kioscos o pequeñas cafeterías que ofrecen aperitivos, bebidas y comidas ligeras.
  4. Restaurantes en los pueblos cercanos: Fuera del parque, en pueblos como Vilaflor, La Orotava o Puerto de la Cruz, hay una variedad de restaurantes que ofrecen desde comida rápida hasta platos locales más elaborados.

Como visitar el Parque Nacional del Teide?

Para visitar el Parque Nacional del Teide en Tenerife, puedes llegar en coche, en autobús o mediante excursiones organizadas. Es recomendable explorar atracciones como el Volcán Teide, al que se puede subir por teleférico o a pie (con permiso para la cumbre), y las formaciones rocosas de Roques de García. Hay varias rutas de senderismo disponibles. Recuerda llevar calzado adecuado, agua y protección solar, y ten en cuenta que el clima puede variar.

Donde se encuentra el Parque Nacional del Teide?

El Parque Nacional del Teide se encuentra en la isla de Tenerife, que forma parte del archipiélago de las Islas Canarias en España. Las Islas Canarias están situadas en el Océano Atlántico, al suroeste de la península ibérica y al noroeste de África. El parque abarca una gran área alrededor del volcán Teide, que es el pico más alto de España.