Divisas

Peseta

por  Xavier Ramos

Contenido

La antigua moneda española Peseta (Ptas, ₧) es una de las muchas divisas europeas sustituidas por el euro que hoy son historia. El motivo de su nacimiento fue la entrada de España en la Unión Monetaria Latina, fundada por Bélgica, Italia, Francia y Suiza en 1865. El “pequeño peso” era medio de pago de algo más de ciento treinta años de existencia. En este artículo, te invitamos a conocer datos interesantes acerca de la moneda nacional española, su historia y mucho más.

Adiós a la peseta

Origen y evolución del dinero antiguo

La Peseta española comenzó su camino a mediados del siglo XIX. Existen dos opciones para interpretar el origen del nombre de la antigua moneda. Según la primera, es un diminutivo de la palabra catalana “pieza”, que significaba monedas de plata desde el siglo XV. La Real Academia de la Lengua Española piensa que el nombre viene de la palabra “peso”. Inicialmente, la peseta equivalía a 4.5 gramos de plata o 0.2903 de oro.

Los primeros ejemplares de monedas Pesetas fueron acuñados en 1869 en Madrid. Desde las primeras emisiones hasta las últimas, eran de distintas denominaciones, tamaños, y diseños. Esta moneda se fabricó de varios metales, incluyendo plata, cobre y níquel. Se utilizaron cantidades de 1, 5, 10, 25, 50, 100, 200 y 500 Ptas

Billetes Pesetas

Billetes Pesetas

captura de pantalla

El primer dinero en papel apareció, cuando el Banco de España obtuvo la exclusividad de su emisión. Los billetes tenían una cantidad de 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. Tradicionalmente, han tenido un diseño muy diverso, relacionado con personas famosas o ideales de la sociedad como familia, justicia, libertad, etc.

Diseño del dinero español

Cada moneda y billete arrastran consigo un singular trocito de historia la Peseta española. Han sido testigos de los cambios políticos, ideologías, moda y tendencias, constituyendo un valioso tesoro. El diseño del dinero antiguo, a lo largo de su vida, ha evolucionado en muy distintas direcciones.

Billetes

El 01.07.1874 se emitieron las primeras pesetas en papel. Dado su alto valor en el siglo XIX, los billetes participaban principalmente en transacciones financieras bancarias, mientras que otras transacciones comerciales se realizaban con monedas. 

Durante la Guerra Civil, la economía del país colapsó y su sistema monetario se debilitó. Ante la falta de metal, empezaron a imprimirse billetes de 1, 2, 5 y 10 e incluso de 50 céntimos. En los años 1970, había muchos millones de billetes de diferentes nombres en la circulación monetaria, por lo que la peseta perdió su valor real. En el año 1992, se emitió la última serie de billetes.

Billetes de 5000 pesetas

Billetes de 5000 pesetas

captura de pantalla

Al momento de la llegada del euro, solo había cuatro tipos de billetes en circulación: 

  • De 1.000, con el retrato del conquistador Hernán Cortés en el anverso, y una imagen de otro conquistador del Imperio Inca, Francisco Pizarro, en su reverso.
  • De 2.000 que presenta el famoso botánico José Celestino Mutis en el anverso y la puerta principal del Jardín botánico de Madrid como el motivo del reverso.
  • De 5.000 con imagen de Cristóbal Colón en el anverso del billete. El reverso está decorado con una herramienta astronómica.
  • De 10.000 que muestra un retrato del rey Juan Carlos I en el fondo del Palacio de Linares. En el reverso se encuentra un retrato del ingeniero naval Jorge Juan, quien midió por primera vez la longitud del meridiano de la Tierra.

La parte frontal de todas los billetes de esta serie tiene una forma horizontal, mientras que la parte posterior es vertical.

Monedas

Antes de la entrada del euro, la población usaba ocho tipos de monedas: 1, 5, 10, 25, 50, 100, 200 y 500. Las 25 pesetas tenían un agujero redondo, y la de 50 pesetas tenían forma de flor española. Las monedas de 1, 10, 25, 50 y 100 muestran una imagen del rey Juan Carlos I. En las de 200 de 1990 y 1998-2000 se muestra una pareja real Juan Carlos I y el Príncipe Felipe. La moneda de mayor valor, de 500, presenta imágenes de Juan Carlos I y la reina Sofía. 

Para la elaboración de la moneda de 1 utilizaban aluminio. De 5, 10, 50 y 200 estaban acuñadas en cuproníquel y 25, 100 y 500 en bronce de aluminio.

1 peseta 1944

1 peseta 1944

captura de pantalla

Emisión de pesetas y política monetaria

La moneda nacional fue establecida por un decreto gubernamental para fortalecer la economía, facilitar el comercio y establecer un sistema financiero estable. La primera emisión fue de 2 millones de billetes y así continuó hasta 1935. La devaluación posterior llevó al hecho de que las monedas de plata comenzaron a venderse “por peso” como metal precioso. El comercio creció tanto que el gobierno retiró las monedas de la circulación, reemplazándolas con billetes de papel equivalentes.

La Guerra Civil llevó a la economía del país a un declive casi total. El Banco Nacional decidió imprimir pesetas de papel en lugar de acuñar metal, ya que no encontró la oportunidad de obtenerlo. Después de la crisis financiera en los años 70, España empezó a asfixiarse por el exceso de papel moneda. En solo cuatro años, el número de billetes en circulación ha aumentado de 700 millones a 1.000 millones. La gente llevaba consigo fajos enteros de billetes, porque la denominación más grande seguía siendo de 1.000. Por lo tanto, el gobierno puso en marcha billetes de 5.000 y luego, de 10.000.

10.000 pesetas

10.000 pesetas

captura de pantala

Peseta española en la vida cotidiana

Los españoles usaban el dinero antiguo para comprar cosas y servicios, pagar salarios, facturas y otras transacciones financieras. La moneda estaba muy relacionada con el oro, lo que creó confianza y promovió el comercio exterior y también ayudó a mejorar la situación financiera en ES después de una larga inestabilidad. En el siglo XX, sufrió varias reformas y devaluaciones relacionadas con los cambios políticos y económicos, incluidas la Guerra Civil y la dictadura de Franco.


El euro reemplazó a la peseta específicamente para que las ganancias de los ricos se vieran seis veces más modestas. La verdad es que el dinero tiene importancia. Y la evolución del sistema monetario español nos recuerda que ganar dinero es solo la mitad del asunto, también es crucial tomar decisiones financieras sabias.

Durante su vida, las pesetas se convirtieron en un símbolo de la nacionalidad española y en un jugador fuerte en el panorama mundial. La llegada del euro se ha convertido en una nueva página en la historia económica del país, pero el legado de las monedas nacionales siempre recordará su contribución al desarrollo de España.

La entrada del euro y despedida de la peseta 

Al entrar en la eurozona, España se vio obligada a abandonar su dinero. La sustitución del dinero se realizó en dos etapas:

  • El 01.01.1999, la moneda dejó de ser nacional y se llamó “pasta en la era del euro”.
  • Desde el 01.01.2002, los euros entraron en la vida cotidiana. 

La llegada de la moneda única europea ha reducido los riesgos de las fluctuaciones monetarias y ha hecho que el comercio con España sea más estable y atractivo para los inversores extranjeros.

Numismática y Coleccionismo

Aunque las pesetas ya no son la moneda actual, muchas conservan un elevado valor entre los numismáticos. Por ejemplo, coleccionistas están interesados en las monedas de la Guerra Civil. Durante este período histórico, cada uno de los ejércitos emitió su propio dinero (había 15 tipos en total). Algunas de estas piezas se han convertido en auténticos tesoros, llegando al precio de hasta 250.000 euros. Los coleccionistas usan sitios web especializados como Todocolección o Sellosonline y subastas famosas como Sotheby’s y Bonhams para compraventa de monedas más solicitadas.

1 peseta 1966

1 peseta 1966

captura de pantalla

Patrimonio cultural

La historia de la peseta refleja períodos de rápido desarrollo e inestabilidad de la economía española, cambios políticos y los regímenes estatales. Se convirtió en un símbolo nacional y el patrimonio cultural. Cabe señalar que los españoles son muy sensibles por su antigua moneda. Por ejemplo, en Estepona, la ciudad en el sur del país, se construyó un monumento en honor a la peseta.

Uso moderno

El uso moderno del dinero del pasado se limita principalmente al interés numismático. Hoy en día, no se puede utilizarlos para comprar cosas y servicios en España. La fecha límite para intercambiarla expiró el 30 de junio de 2021. Y la antigua moneda del reino pirenaico se convirtió en un objeto de colección.

Conclusión

La entrada del euro pone fin a la era de la peseta, cuentos escritos y estampados en los billetes y monedas a lo largo de los innumerables siglos. Sin embargo, a pesar de que la moneda antigua ya no se usa, esta parte de la historia española, que personifica los períodos de posesión colonial, conflictos civiles y desarrollo económico, no se hundió en el olvido, sino que se conserva cuidadosamente por coleccionistas.

FAQ

¿Hay algún conversor para cambiar las pesetas por euros actualmente?

No. El plazo para cambiarlas en el Banco de España finalizó el 30.06.2021.

Tengo dinero antiguo y me gustaría venderlo, ¿cómo hacerlo?

Las monedas antiguas se venden en los recursos web especializados, tiendas numismáticas y en varias subastas famosas del mundo, incluyendo: Stockholm Auction House, Christie’s y Sotheby’s, Bonhams.

¿Qué monedas españolas son las más caras?

El valor de subasta depende de la tirada, rareza, fallos, etc. Entre las más caras se encuentran 5 pesetas de 1957 o las “raras” de 5 de 1949, cuyo precio llega a los 40.000 euros. Antes de vender, es mejor consultar a un experto en numismática.